martes, 20 de junio de 2017

Tristeza




Ingrávida tristeza, aléjate de mí.

No quiero; no siento tus dominios.

No ha lugar para tu hechizo. Vete.

Recoge tus lunas; odio tus anhelos.

Llévate tu daga oxidada por tanta lágrima.

Me ahogo en este sollozo.

¡Adios tristeza! No necesito tus noches.

Quédate tus días; No veo su luz.

No te pertenezco. ¡Vete tristeza!

No quiero nada. Huye de mí.

Necesito mi sol;

que la luna me acune.

Preciso de mi sonrisa

¿Dónde te encuentras?

Te busco y no te halló.

Tristeza; devuélvemela.

No te pertenece. Libérala.

Ella volverá a mí, si la dejas marchar.

ASUNCIÓN ALCOCEBA

martes, 13 de junio de 2017

El resignado




Infinidad de palabras

se ahogan en mi garganta,

miles de caricias esperan

en mis brazos...

Coleccionó amaneceres

para darte en una mirada…

Versos de amor eterno

le recito a tu imagen retratada.

Maldita melancolía,

me invade junto a los deseos de verte llegar,

me pone cara a cara

con la angustia de saber

que no será así.

La tristeza me sumerge

en lo oscuro del olvido,

la amargura es real

sube desde el pecho,

hace sentir la boca reseca por ausencia,

sentimientos desgarrando por dentro

y el silencio rodeando  mi humanidad

no me deja oír tu llamada…

En vano espero te hagas presente,

has emigrado como golondrina

en busca de un nuevo verano.

Ahora sé cómo nombrar

a mi ser malgastado...

El resignado...

MARIO MENDEZ